lunes, 15 de junio de 2015

REGRESO AL MAR ETERNO


Tal vez fui aquel iluso que, lejos de contemplar los vastos horizontes del Mar Eterno, vagué entre tinieblas como un espectro incorpóreo. Mas renacido aquí y ahora, no albergo ya ningún recuerdo de ese viaje sombrío que pudiese ayudarme en la comprensión de nuestra condenada hazaña. Y yo me pregunto si tú serás capaz de recordar, de escuchar los ecos de aquellos tiempos olvidados para luego trazarlos tal que símbolos en las piedras vírgenes que sustentan el silencio infinito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario