miércoles, 11 de junio de 2014

LA CAÍDA DEL TEMPLO A THARTSO


"Una vez quebradas las puertas del santuario, la última defensa Thartsoida sucumbió y la lucha se perpetuó en el interior del Patio de los Guerreros, donde el Rey Evodenio y su inseparable sobrino Aérbonas se cubrieron los dorsos a cuchilladas y lanzazos, aniquilando hasta media docena de combatientes Íberos. Camuflado bajo las oscuras y umbrías estoas del recinto, y provisto de su potente arco, el Mariscal Ludverión exterminaba Hombres Salvajes desde la mediana distancia, alcanzando sus frágiles corazones con precisión, mientras se alejaba de ellos avanzando de espaldas antes de que se les echaran encima. Al mismo tiempo, el rutilante Príncipe Helenciaspo, armado con su lanza de doble bronce, se codeo junto a varios guerreros del Bosque a lo largo del ennegrecido corredor principal del Templo a Thartso, donde dificultosamente lucharon en contra de los atroces asaltantes, impidiendo que varios niños fueran hechos prisioneros, pero contemplando con impotencia como muchas de sus madres eran llevadas por la fuerza o ejecutadas vilmente ante los incrédulos ojos de sus hijos. Mientras combatía con uno de los Atlantes Oscuros en uno de los amplios salones interiores de la construcción, el rubio Eboalfio sufrió de dolor al sentir como perdía su mano izquierda en la oscuridad, junto a la broncínea espada que empuñaba; en consecuencia, pretendiendo conservar su aliento de vida, el Capitán Territorial de Olatria tuvo que abandonar la contienda saltando por una abertura del muro oriental, y poniéndose en fuga junto a los que ya se desperdigaban bajo la lóbrega frondosidad de la floresta".

Texto de JffMarín, extraído del capítulo 8º "Sangre del Fílestrom", último del libro "La Espada Thartsoida".

Ilustración de Francis Muriel.

2 comentarios:

  1. ¡¡¡QUÉ EMOCIONANTE...Y, COMO SIEMPRE, NOS DEJAS EN ASCUAS!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, de eso se trata. Ya habrá tiempo de leer el libro completo cuando sea publicado, pues ya sabemos la editorial con la que trabajaremos.

      Eliminar