miércoles, 2 de abril de 2014

BRONCES DEL MUSEO DE HUELVA

7ª publicación. Por aquellos tiempos ya habíamos superado el centenar de seguidores, y como habíamos prometido, revelábamos una sorpresa relacionada con una de las espadas de lengua de carpa que existe en el Museo de Huelva. La cuestión es que durante todos estos años ese arma de cobre y estaño ha sido el origen de Escamas y Bronce, y ha ido adquiriendo tal fuerza a lo largo de la historia que se ha convertido en la principal protagonista. Quizás, la novela este ambientada algo antes de la posible forja de la misma, aproximadamente en el 2300 a.C., pero eso no me ha hecho variar mis pensamientos en cuanto a la ubicación y la evolución temporal de los textos. Pues el contexto histórico de la obra, si se puede llamar así, es previo a los Tartessos, en un mundo mitológico donde los Atlantes y los primeros indígenas humanos convivieron entre los ríos Guadiana y Guadalquivir. El objeto de este mensaje es que tanto el Museo de Huelva como los seguidores de Escamas y Bronce lleguéis a tener conocimiento de este futuro libro o, mejor dicho, saga de libros, y que sepáis quién es la protagonista y la que originó todo: la espada de bronce que está en la exposición. Además, me he documentado sobre otros objetos que hay en el Múseo de Huelva, como el carro, el anillo, el casco, la jarra, etc., por lo que sería bonito que todo esto saliera bien y que los lectores del libro pudiesen tener acceso a tales tesoros con sólo acudir a la Alameda Sundheim 13. En fín agradezco vuestro tiempo y os paso las pocas fotos que he podido encontrar. Si alguien tiene algunas hechas en vivo, ya sabe. Abrazos para todos y todas.

2 comentarios:

  1. ¡¡¡QUÉ INTERESANTE!!!...ESTA INFORMACIÓN NOS AYUDA MUCHO A IMAGINARNOS AÚN CON MÁS DETALLE TODO LO QUE CUENTAS EN LA SAGA...Y TOMO NOTA DEL MUSEO, PARA UNA POSIBLE VISITA...PRECIOSAS TODAS LAS FOTOS, MUCHAS GRACIASSSSS....;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Carmen por tus palabras. Es muy recomendable el Museo de Huelva, y aún más tras el descubrimiento de unos ídolos de marfil que tienen más de 6000 años, mucho antes de los tiempos relatados en el libro.

      Eliminar